Evitando la seducción de la herramienta

seduction-2

Durante mi charla en Ágiles 2015 presenté una lámina para ilustrar un par de conceptos interesantes tomados del libro High Altitude Leadership de Chris Warner and Don Schmincke relacionados al cambio organizacional y a los desafíos de los Líderes de Cambio. De entre ocho peligros a los que se enfrentan los líderes en busca de sobrevivir a la escalada de la montaña, quiero enfocarme en este post en el peligro #3: la Seducción de la Herramienta.

La imagen a continuación -que es mi representación del entendimiento de estos conceptos del libro- muestra de forma sencilla los aspectos que afectan al comportamiento organizacional y su influencia en la cultura, básicamente es otra forma de representar la dinámica de la cultura organizacional.

High Altitude Leadership

Conocemos que nuestro sistema de creencias influencia nuestro comportamiento: nuestra conciencia de identidad, el cúmulo de valores y principios inculcados en nuestra infancia, lo aprendido de nuestros padres y la sociedad. Pero no es lo único que afecta el comportamiento. Dentro del contexto organizacional, el “Qué” –representado como la estructura o jerarquía actual, el enfoque de planificación, establecimiento de objetivos, la definición métricas y su objeto de medición– más el “Cómo” que son los procesos, políticas y mecanismos actuales de a través la organización ejecuta– influencian fuertemente y dibujan un comportamiento. Ambos definen la forma de cómo viaja la información y cómo se interpreta.

Lo que se espera es que a través de este comportamiento se generen resultados, y que estos sean cada vez mejores para el bienestar de la organización (y su supervivencia). Entre el comportamiento y los resultados normalmente se usan herramientas que sirven de “habilitantes” (enablers) que brindan soporte durante la ejecución y al posterior cumplimiento de objetivos.

¿Qué es la Seducción de la herramienta?

“Las herramientas ofrecen esperanza, y hacen sentir a las personas que tienen la respuesta correcta. Pero hay problemas cuando los empleados usan las herramientas como muletillas para tener respuestas seguras. Ambos, escaladores muertos y compañías en banca rota fueron encontraron agarrando grandes herramientas.”

– Chris Warner and Don Schmincke, High Altitude Leadership

Es ser seducido por la ilusión de que la herramienta produce resultados en lugar que las personas. Es pensar que la herramienta en sí misma es la solución; es cuando la herramienta nos deslumbra, nos impresiona, nos “enamoramos” de ella. El problema radica en que fácilmente se puede perder la perspectiva y dejar de pensar en el propósito, la problemática y el contexto general. En muchos situaciones, sobre todo en grandes organizaciones, se tiende a pensar que entre más cara o sofisticada o completa parezca ser la herramienta ésta es mejor.

Esto normalmente sucede cuando las últimas herramientas para el cambio organizacional, desarrollo de liderazgo, mejora de procesos, métodos de gestión -y por supuesto, frameworks para la adopción de Agile a nivel empresarial- distraen nuestra atención de los aspectos vitales. En lo relacionado a Enterprise Agile, no se trata de la adopción de un framework específico, sino de lograr la agilidad del Negocio (y un poco más allá).

 

Algunas evidencias de que esto está sucediendo en la organización incluyen:

  • Equipos trabajando para la herramienta en lugar de la herramienta trabajando para los equipos;
  • Contar con mucha información nueva e interesante pero irrelevante;
  • Síndrome del “Consultor de la Semana” (uno más experto que otro en la herramienta);
  • Nuevas ideas pero sin la capacidad de producir resultados;
  • Muchas reuniones inútiles;
  • El cumplimiento de tareas se confunden con resultados.

“En montañismo, la seducción de las herramientas ponen en peligro a los escaladores cada vez que se visten con la mejor ropa y últimos equipos, pero que aplican comportamiento y técnicas equivocadas para el desafío. En su exceso de confianza (o novatada), terminan perdidos durante días en una pendiente devastada por una tormenta, mientras que los escaladores experimentados están en el campamento base tomando cerveza y viendo el clima. Del mismo modo, el peligro de un ‘desfile de expertos’ empaquetando y vendiendo las últimas herramientas pueden distraer a los equipos.”

– Chris Warner and Don Schmincke, High Altitude Leadership

La herramienta adecuada para el problema adecuado

“Un tonto con una herramienta sigue siendo un tonto.”

-Grady Booch

Por supuesto, las herramientas son importantes; pero deben poder usarse inteligentemente y mucho de esto radica en identificar el problema correcto. Imagine que le pido pintar un paisaje en una hoja de tamaño A4; se podría usar lápices o crayones o acuarela y pincel (mi hija es una profesional en esto). Imagine ahora que le pido pintar un paisaje en una pared de 25mX8m, si bien es cierto que podría usar pinceles o todo lo anterior, pero puede ser más efectivo usar una brocha o un rodillo o un soplete, o los tres; y esto no significaría que un rodillo es mejor que un pincel; cada una es útil en el contexto apropiado.

Lo mismo ocurre con los frameworks para escalamiento de Agile (LeSS, DAD, SAFe, Nexus, Scrum, etc.). Cada uno ofrece mecanismos interesantes que son más útiles para ciertos contextos, y muy probablemente pueda usar elementos de más de uno. El punto clave del asunto es identificar cuál es más adecuada para el contexto actual y cómo puede aportar efectivamente al cumplimiento del propósito: Agilidad Empresarial. Scaling Agile no es igual a Enterprise Agile. Enterprise Agile responde a buscar Agilidad en el Negocio, Agilidad Organizacional y Cultura Ágil viva. Por lo que la adopción de frameworks son simplemente formas de apalancar a los equipos en la consecución de este propósito, de lograr pintar la pared.

¿Cómo evitar la Seducción de la Herramienta?

“De la misma forma que la música proviene del músico y no del instrumento; Agilidad proviene de las personas y no de los frameworks.”

-Johnny Ordóñez

Algo que me gusta del libro es que provee “tips de supervivencia” para evitar estos peligros. Para este caso: enfocarse en el comportamiento y en la adaptación; esto es centrarse en la generación de resultados desde una perspectiva de comportamiento. Enfocar el propósito, identificar problemáticas y contextos, la toma de decisiones apropiadas en base a hechos, generación de acciones coherentes.

No importa cuando se invierta en libros, entrenamientos, certificaciones, reuniones, etc.; todo es una pérdida si los equipos no adaptan su mindset, comportamientos y acciones consecuentemente. Si bien, el entrenamiento en las herramientas conlleva a su mejor uso, la clave es no perder de vista que el propósito es escalar la montaña, no sólo saber a hacer nudos. Así como los Líderes de Gran Altitud, los Agile Coaches deben tenerlo presente; sea fuerte y no se deje seducir :).

Gracias por leer.

Johnny

Referencias:

Anuncios

Escalando el Índice de Felicidad

Medir la felicidad es algo complicado. La felicidad es algo abstracto e íntimamente ligado al aspecto personal, es difícil establecer un valor determinístico que permita concluir “qué tan feliz” se siente alguien. La felicidad es una elección consciente más que una respuesta automática. Sin embargo, dentro de las técnicas aplicadas por los equipos ágiles, existen interesantes herramientas para obtener información relacionada al estado anímico de los equipos y su satisfacción en el contexto laboral. En este sentido, el Índice de Felicidad se concibe como una medida organizacional de la percepción de satisfacción y motivación de los equipos ágiles. 

¿Por qué medir la Felicidad?

“El Compromiso de los empleados es un imperativo de negocio; este es el eje fundamental entre la estrategia y los resultados de negocio.”

– Trends in Global Employee Engagement, 2013

1. Agile es acerca de personas

La Agilidad proviene de las personas, no de los frameworks (Scrum, SAFe o cualquiera). La Agilidad vive en los equipos y florece gracias a un entorno de confianza, transparencia y colaboración auténtica. El impacto de la motivación y la satisfacción de los empleados se ha venido estudiando con atención desde hace un tiempo. A continuación algunas cifras al respecto recopiladas por compañías como Gallup y otras:

Cifras sobre la Motivación en el trabajo

Cifras sobre el Impacto de la Felicidad en el Negocio.

La Felicidad es un asunto serio. Preocuparse por la motivación y el bienestar de las personas es un reflejo de la mentalidad ágil, de un nuevo estilo de gestión, de una práctica saludable y recomendable para Líderes de Servicio, Coaches, Managers, área de Talento Humano y otros.

2. Permite medir promesas de Adopción

En un proceso de transformación ágil en el que participé utilizando SAFe como framework referencial, uno de los desafíos al que nos enfrentamos fue el de cómo medir la “Promesa SAFe” expresada en el siguiente gráfico:

Promesa SAFe

Resultados de Negocio de SAFe – SAFe Foundations

SAFe ha podido obtener estos datos de sus varios casos de estudio documentados. Con relación al engagement de los empleados, sus cifras están alrededor del 10% de incremento. Las preguntas fueron: ¿y cómo lo midieron? ¿y cómo lo medimos nosotros?. El Happiness Index resultó una herramienta útil para este contexto. (Para los otros aspectos, espero publicar pronto algo que puede servir; tema de otro post.)

3. Información que permite enfocar acciones de mejora sobre los equipos

Información valiosa que le permite a Scrum Masters, Coaches y Managers; enfocar acciones sobre aquellos equipos que necesitan mayor atención y protección. Sirve para indagar sobre las causas de su estado anímico, conversar, identificar problemas y actuar en busca de mejorar el bienestar de los equipos.

Se me ocurren otras razones, pero quizás estas sean las más importantes.

Mecanismos para medir la Felicidad

He leído de varios; desde el uso de aplicaciones en nube, encuestas de Google Docs y hasta el conteo de pelotas de tenis; todas muy interesantes.

Mecanismos para medir la Felicidad

Algunos mecanismos para medir la Felicidad

Más que las herramientas, siempre me ha gustado que este tipo de actividades sean muy lúdicas  y divertidas; entonces me gustan más herramientas empleadas en Retrospectivas. Dos de las que más me gustaron fueron el Happiness Profit de mi gran amigo Hiroshi Hiromoto y la variación del Happiness Radar de mi otro amigo Paulo Caroli de su libro Fun Retrospectives.

Happines Profit y Happiness Radar

Happines Profit y Happiness Radar – Técnicas para Retrospectivas

Debido a la información relacionada a varios aspectos, el Happiness Radar fue la elección que tomamos junto al equipo de Scrum Masters. Lo personalizamos y aplicamos en cada retrospectiva para los equipos.

Happiness Radar - Evac 2

El Happiness Radar de la Retrospectiva de un Equipo

Equipos

Equipos en Retrospectiva – Happiness Radar

Escalando el Índice de la Felicidad

1. Recopilación de la Información

Nos pusimos a trabajar y ensayamos nuestro primer sprint con la nueva técnica. Luego de la recopilación en la herramienta física, cada Scrum Master la pasaba a un excel que diseñamos para este propósito, un archivo por equipo.

Radar de Felicidad por Equipo

Archivo de Registro del Radar de la Felicidad por Equipo

Cada archivo era subido a un repositorio de donde una macro en Excel leía la información y la consolidaba en un archivo que unificaba la información de todos los equipos. La periodicidad de medición fue de cada sprint (cada dos semanas). Teníamos que establecer un nivel de automatización para que el proceso sea repetible y que no se constituya una tarea que demande demasiado tiempo, volví a programar en macros después de muchos años 🙂

2. La fórmula

El Happiness Radar es un mecanismo de conteo, es decir simplemente cuenta la personas con un estado anímico sobre un aspecto particular. La idea fue obtener un indicador que represente de la mejor forma la sensación de todo el equipo. Entonces, me basé en la fórmula del Net Promoter Score, usada comúnmente para medir la satisfacción de Clientes sobre un servicio o producto.

Fórmula del índice de la Felicidad

Fórmula del Índice de la Felicidad

La escala es un rango de entre -1 a 1, cuyos valores representan: +1: Equipo Feliz, 0: Equipo Neutral, -1: Equipo Triste. Luego se podría profundizar los aspectos y su valoración.

3. Visualización y Publicación

Quería que estaba herramienta fuera vista y discutida a nivel Ejecutivo y compartida por toda la organización, entonces figuraba en mi mente la mejor forma de presentar esta información, que fuera dinámica, muy visual y al estilo de dashboard o Balance Scored Card y en lo posible vía web. Excel no me iba a ayudar mucho por lo que recordé esta fantástica herramienta (con versiones gratuitas) para la elaboración de vistas y análisis de datos: Tableau nos salvó; así que me puse a “monear” (término ecuatoriano que significa explorar algo sin tener la certeza de lo que realmente estás haciendo, hacer monadas).

La herramienta debería contestar varias preguntas:

  • ¿Cuál es el nivel de motivación general de la compañía?
  • ¿Cuál es el equipo más “feliz” o motivado?
  • ¿Cuál es el equipo más triste?
  • ¿Con qué aspecto están más descontentos?
  • ¿Cuál es la tendencia de la felicidad en el tiempo?
  • ¿Qué equipo o equipos necesitan mayor atención?

De esta forma, el diseño de vistas debería responder de forma rápida estas cuestiones. Luego de mucho café y varios tutoriales en línea, logré crear algo como esto:

Puede explorarlo en línea en este link.

4. El proceso resumido

A modo de referencia, el resumen del proceso en la siguiente imagen:

Proceso

Proceso de Consolidación y Publicación del Índice de la Felicidad

Analizando la Información

1. ¿Mayor Felicidad = Mayor productividad?

Al principio la iniciativa de medir la felicidad fue vista como algo muy romántico, muy abstracto. Obviamente no era muy común escuchar de esto y no se había intentando algo similar antes. Si bien es cierto, se tenía en mente como algo que permitía medir la “Promesa SAFe”, el staff Ejecutivo no veía mucho valor…hasta que resaltamos lo que decían los estudios: “Un empleado feliz es más 31% productivo”. Recuerdan las cifras de arriba. Veía como empezaba a brillar una luz en los ojos de algunas personas.

Nuestra hipótesis fue: “A mayor felicidad mayor productividad”. Aunque productividad es un concepto que se presta a discusión, sobre todo hablando de Agilidad (quizás un término del siglo XX como bien lo dijera Ángel Medinilla) el reto ahora es expresar desempeño en términos de agilidad. Como eran equipos Scrum, la respuesta fue muy obvia: “Velocidad” (otro concepto discutible, pero se escapa a este post). Al inicio no me gustaba usar la Velocidad, pensaba en que se prestaría a comparación entre equipos, y más significativamente uno de los motivos fue que no hay homologación entre los puntos o velocidades de los equipos, es decir, cada equipo tiene su propia definición de qué es un punto y sus velocidades no son comparables. Una de las formas de lograr una comparación más homogénea fue utilizar la Velocidad promedio de todos los equipos.

De esta forma, contrastamos Felicidad vs. Velocidad. Recuerdo que moría de ansiedad por ver los datos, en verdad esperaba que se cumpliera la hipótesis. Pero, oh sorpresa!…no fue así. Encontramos que podíamos tener equipos tristes con mayor desempeño, y equipos felices con una entrega inferior. ¿Por qué? Me rompía la cabeza tratando de encontrar explicación. Investigué y me encontré con el trabajo del Dr. Charles Kerns, PhD por el 2008 y que despejó mi mente.

Lo más interesante fue la siguiente matriz:

Felicidad vs Desempeño

Matriz de Felicidad vs Desempeño – Dr. Charles Kerns, PhD

Cada cuadrante corresponde a un grupo que poseen sus propias características y lo más interesante, el autor propone acciones de mejora específicas para ayudar a los equipos en cualquiera de las categorías. Esto fue revelador para mí. Lo discutimos con los Scrum Masters y podíamos enfocar acciones de mejora más claras con los equipos. Compartimos los hallazgos con los managers y los invitamos a generar acciones en conjunto. Estábamos muy felices! La herramienta sirvió en ayudar al crecimiento y bienestar de los equipos. Esto destapó la creatividad de los Scrum Masters, surgieron nuevas técnicas de retrospectivas, más actividades lúdicas, campañas y actividades interesantes para lograr mayor motivación. Gracias equipo! (a Katty, Andrés, José Manuel, Polo, Luis, Ana María, Stephanie y Ximena).

Pensamientos finales

Aprendí mucho de implementar esta herramienta. Espero que este post le brinde la guía y motivación para emprender una iniciativa similar en su compañía, y que por favor me comente cómo le fue. Obviamente, fórmulas, visualización y demás pueden mejorarse; pero más allá de eso, mi mensaje final es que considere el aspecto de la Felicidad como algo importante, y realzar su enfoque hacia cuidar y cultivar le bienestar en sus equipos y su organización.

“Las empresas a menudo se olvidan de la cultura, y en última instancia, sufren por ello porque no se puede entregar un buen servicio con empleados infelices.”

– Tony Hsieh, CEO de Zappos

Gracias por leer.

Referencias

La evolución de SAFe (en imágenes)

Uno de los aspectos de SAFe que más me gustan es su naturaleza evolutiva. A través del feedback de empresas, consultores, comunidades y practicantes en general, el framework ha ido creciendo, adaptándose, mejorando; hasta consolidarse en la versión actual SAFe 4.0 for Lean Software and Systems Engineering.

Esto es bastante bueno, ya que Agile se trata de eso, adaptación continua en base al aprendizaje. Si bien es cierto, SAFe no es la bala de plata para todos los escenarios ni todas las compañías, a mi forma de ver SAFe brinda un robusto conjunto de valores, principios, patrones y prácticas para llevar agilidad a nivel empresarial, más allá del área de TI y del desarrollo de software. Es un gran inicio hacia buscar la Agilidad empresarial, y tal como lo mencionara Henrik Kniberg; SAFe es un framework en modo Shu.

He podido hacer un tracking de la vida de SAFe en el tiempo y encontré versiones de varios Big Pictures desde el 2008 y de la época en la que SAFe todavía no se llamaba SAFe; desde los antiguos posts de Dean Leafingwell hasta la versión actual:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Qué es lo nuevo en SAFe 4.0?

El nuevo Big Picture de SAFe trae -además de un diseño más sobrio a través de un matizado de grises- novedades interesantes para el escalamiento de Agile. A continuación comento las cosas que más me llamaron la atención:

El nivel de Value Stream

level_choice_3-4-768x948

Diferencias entre SAFe 4.0 en 3 niveles y SAFe 4.0 en 4 niveles

Posiblemente lo que más resalta a la vista es la posibilidad de expandir a SAFe de 3 a 4 niveles. Esto tiene una connotación importante, SAFe 4.0 en 3 niveles está diseñado para Value Streams donde el número de personas puede llegar hasta cien; SAFe 4.0 en 4 niveles puede albergar a Value Streams por encima de cien personas y habilita la coordinación entre varios Value Streams de diferente naturaleza, donde no todos están destinados necesariamente a desarrollar software; sino también hardware, firmware, trabajo con proveedores, entre otros.

fig-3

El Nivel de Value Stream – SAFe 4.0

Este nivel es muy interesante, incluye un enfoque hacia pensar en Soluciones (Solution Intent y Solution Context), nuevo roles, un framework económico para la gobernabilidad, un trío interesante (Value Stream Engineer, Solution Architect y Solution Management), Arquitectura Ágil a nivel de Value Stream, entre otros. Este nivel fue heredado y adaptado desde SAFe for LSE.

Realce de los Fundamentos, Valores y Principios

Esta característica me encanta. En la base de la Big Picture y sobre el costado izquierdo, se hace énfasis en los Fundamentos, mindset y principios, y adicionalmente en el esquema de implementación de SAFe propuesto por los autores. El verdadero camino hacia la transformación ágil empresarial viene de la comprensión e interiorización de los valores y principios más que de la ejecución de las prácticas. SAFe es coherente con los principios ágiles y Lean; los principios del Flujo de Desarrollo de Productos de Don Reinertsen (Second Generation Lean Product Development) y patrones exitosos de transformación ágil como Comunidades de Prácticas y Líderes de Cambio (o coalición de Cambio).

figure-1-foundations-layer

Secciones de SAFe 4.0 enfocado a Valores, principios y prácticas

Por lo tanto, hacer un realce sobre estos elementos invita al lector a profundizar sobre las bases de SAFe más allá de lo detallado en el Big Picture; teniendo en cuenta que su comprensión permitirá adaptar el framework a su contexto y obtener los beneficios esperados.

Kanban en el nivel de Equipos

Heredado también de SAFe for LSE. SAFe brinda flexibilidad a los equipos ágiles de seleccionar el método que mejor se adapte a su contexto y a la naturaleza de su trabajo (entrega iterativa o flujo continuo de valor), y esto es correcto, pues no todo tiene que ser Scrum necesariamente. Sin embargo, los equipos Kanban (sobre todo aquellos enfocados en el desarrollo de productos) pueden tener la necesidad de integrarse a la cadencia a nivel de programa; significa que hay consideraciones a tener en cuenta para logrartrabajar en armonía con los equipos que no son Kanban.

fig-5

Nivel de Equipos en SAFe 4.0

Hay varios artículos de los SAFe practitioners acerca de la implementación de Kanban dentro de SAFe que vale la pena revisar. Personalmente, he visto muy interesantes los webinars de Allan Shalloway donde habla sobre SAFe Kanban y LeanBan.

Nuevos tipos de ítems en los backlogs

SAFe propone un nuevo modelo para la gestión de requerimientos, incorporando en los backlogs de los distintos niveles nuevos tipos de ítems. En el nivel de portafolio existe el Enabler Epic, que de la versión 3.0 se lo conocía como Architectural Epic. A nivel de Value Stream existen el Capability y Enabler. A nivel de Programa, Enabler (antes Technical Feature). A continuación un resumen del nuevo modelo:

figure-1-safe-requirements-model

Modelo de Requerimientos de SAFe 4.0

CapEx y OpEx

Esto sí que es interesante. SAFe trae a la mesa la discusión sobre la Capitalización de la inversión que realiza la organización en las iniciativas que buscan lograr los objetivos estratégicos. De esta forma, en la asignación del presupuesto a los Value Streams, SAFe invita al Program-Portfolio Management Team, Epics Owners y Value Stream Managers a pensar en la distribución de los gastos operativos y del propósito de inversión en varios rubros: I+D, software para Venta, software de uso interno, etc. Algo que me ha parecido muy interesante y que deseo ahondar es la discusión sobre la Capitalización de Puntos de Historia de Usuario.

A continuación coloco algunos links donde encontrarán más información junto con mi invitación a revisar más sobre SAFe.

Manténganse ágiles mis amigos. Gracias por leer.

Johnny

Referencias

El Levantamiento de los Movimientos “#No”

NoMovements

No sé si soy yo, pero siento que en Latinoamérica existe un creciente interés acerca de algo que yo denomino, los “movimientos #No”: #NoEstimates, #NoBacklogs, #NoManagers; que ya tienen un rato dentro de la jerga agilista (yo me encontré con ellos hace unos años). En realidad pienso que es esto es bueno porque demuestra mayor exploración y, en términos generales, mejor entendimiento del pensamiento Lean; y quizás de una transición de enfoques de desarrollo iterativos incrementales (como Scrum) hacia otros donde se habla flujo de entrega de valor (como el método Kanban). Buenísimo!

Pero -desde mi punto de vista- hay que tener cuidado en no caer en enfoques puristas que pueden alejarnos de los beneficios que estos movimientos pueden brindarnos. Mi opinión a continuación:

#NoEstimates

“Una buena estimación es aquella que provee una visión de la realidad del proyecto suficientemente clara como para permitir a un equipo decidir correctamente cómo controlar el proyecto de modo tal de cumplir sus objetivos”. – Steve McConnell, Software Estimation: Demystifying the Black Art

Las estimaciones son inútiles, pero el proceso de estimación es valorable. El proceso de estimación es un proceso de conocimiento compartido, muy valioso para los equipos; no por el valor de estimación obtenido, sino por la discusión alrededor. Si las estimaciones y la dinámica aporta valor para su organización y a sus Clientes, úselos; recuerde también que tiene áreas Comerciales, maneja contratos y departamentos legales; estas cosas siguen existiendo en el mundo real. Si las estimaciones no le aportan valor, deséchelas; pero independientemente, revise su contexto y manténgase enfocado en la entrega de valor: hacia el Cliente y hacia la organización.

#NoBacklogs

“No hay nada derrochador sobre el concepto del backlog. Un backlog en sí mismo no es un desperdicio. Lo que importa es cómo las personas lo usan. Los trabajadores creativos necesitan herramientas para almacenar sus ideas y recordar sus opciones. Sólo de trabajadores de manufactura se debería esperar mantener su inventario bajo y sus máquinas limpias.” – Jurgen Appelo, Backlogs Are Not Waste

No a los backlogs estáticos, esos sí son desperdicio. No a backlogs de cientos de requerimientos que se levantan “up-front” y que cuyo valor se pudre en el tiempo. Si su backlog es un inventario entonces es un despercicio. Pero si su backlog está continuamente cambiando gracias al feedback de sus Clientes o del mercado, adaptándose a las necesidades, mutando continuamente para maximizar la entrega de valor, generando discusión y experimentos; esto es aprendizaje, respuesta al cambio. Sí a estos backlogs. Crear software no es igual al trabajo de manufactura.

#NoManagers

“Cuando la cultura de una organización es mala, no sólo es culpa de los managers. El Management de una organización es responsabilidad de todos. Un mejor management significa “enganchar” a la gente, mejorar el sistema entero e incrementar el valor hacia nuestros Clientes.” – Jurgen Appelo, Management 3.0 Workout

Managers no es igual a Management. El management en una organización -bueno o malo- no es sólo responsabilidad de los managers, es responsabilidad de todos. Es un sistema complejo donde se conjugan principios, comportamientos, reglas “no escritas”, sistemas de recompensas, cultura, diseño organizacional y más. Ver a los managers como la causa de todo mal es sólo ver los árboles, no el bosque; no es sistémico. Sí a la descentralización de decisiones y a la autonomía en los equipos, pero esto no es igual a no tener managers.

Un nuevo movimiento #No

Por favor no interprete que trato de decir que estos movimientos son malos. Lo contrario, mi invitación es a explorarlos, comprenderlos y analizar su aplicabilidad en su contexto; si le aporta valor y le funciona, adelante! Al mismo tiempo, le invito también a no establecerse en una postura purista al respecto; lo que le funcionó a Usted para su contexto, puede que no aplique en otro.

Yo me atrevo a proponer un nuevo movimiento: #NoDogmas. Podemos sentarnos a discutir por horas sobre cuáles enfoques son conceptualmente mejores y cuáles no. En realidad no importa, todos pueden estar equivocados y algunos pueden servir para un contexto determinado; sólo se sabrá cuando se aplique; pero independientemente de todo, siento que encerrarse en enfoques puristas no es recomendable para las organizaciones y equipos en los que tratamos de llevar agilidad. Agilidad sobre debates metodológicos.

Como siempre, gracias por leer.

Johnny

Los 3 Amigos en SAFe

friends

Un acercamiento al nivel de Programa de SAFe

En SAFe a nivel de programa existe un equipo denominado el Release Management Team. Este equipo tiene la responsabilidad principal lograr un incremento de sistema “decente” en cada iteración de la cadencia a nivel de programa, es decir; es encargado de subir funcionalidad en los vagones del Tren de Entrega Ágil (o Agile Release Train o ART) en cada salida. Un Agile Release Train tiene un significado dual en SAFe. Primero, un ART es para el nivel de programa lo que una iteración es para un equipo. Es una iteración para el programa. La analogía proviene de las cadencias de salidas de los trenes de una estación, las mismas que se definen en rangos uniformes de tiempo y de constante consecución. Cada ART produce un incremento de sistema; donde se integran todas las historias que componen las Features planificadas de todos los equipos que trabajan en el proyecto o proyectos que se terminaron y aceptaron por los Product Owners en la iteración que acaba de terminar. Al igual que a nivel de equipos, existe una “System Demo” donde los stakeholders, expertos de negocio, ejecutivos y Clientes entregan feedback sobre el producto; y lo más importante, determinan si este incremento de Programa o PI se convierte en un entregable hacia el mercado o hacia el Cliente, cumpliendo así con el concepto Desarrollo en Cadencia – Entrega en Demanda. El segundo significado es, el ART es un grupo de personas (típicamente de entre 50 a 125) trabajando de forma coordinada y alineada a los objetivos de negocio en un flujo constante de entrega de valor para un Value Stream definido para la organización. Significa, que un ART es un equipo de proyecto formado de varios equipos ágiles, equipos de operaciones y especialistas (por ejemplo UX y Arquitectura) y un equipo coordinador a nivel de programa llamado el Release Management Team (RTM) que mencionaba inicialmente.

Típicamente, los integrantes del RTM son: El Release Train Engineer, el conductor del tren (o cariñosamente llamado: “el chofer”);  la persona que lleva a los demás hacia cumplir los objetivos del release, o en palabras SAFe, encargado de llevar el tren a la siguiente estación a tiempo. Funge como el Chief Scrum Master (por lo que coordina estrechamente con todos los Scrum Masters del Tren), eliminando los impedimentos a nivel de programa, escalando y trasladando los impedimentos de los equipos hacia las áreas o roles de la organización, facilitando la sesión de Inspect & Adapt (o Retrospectiva a nivel de Programa). Coordinando, escuchando, guiando, facilitando; es el Scrum Master a nivel de Programa, pero tiene mucha responsabilidad en la ejecución. El Product Manager (o Product Managers, dependerá de cada tren), la persona o equipo quien sabe qué cosas van en los vagones; conocido también como el Chief Product Owner. Esta persona junto con los Product Owners, personas de negocio, Subject Matter Experts, Marketing o UX, conforman el Product Management Team. Al igual que un Product Owner, tiene la responsabilidad de destilar las Features, organizar al equipo para lograr estimaciones, priorizarlas, identificar dependencias y establecer el contenido de cada incremento de Programa o release. Naturalmente, trabaja estrechamente con los POs y posee una visión y conocimiento del negocio, más no técnico necesariamente. El Development Manager (últimamente un rol muy polémico en varias conversaciones vía Twitter que he tenido). Lejos de ser el Jefe de los desarrolladores como el nombre del rol podría intuitivamente sugerir, es la persona que se preocupa por el desarrollo personal y profesional de las personas en el tren. En el Big Picture de SAFe no aparece a simple vista este rol, pero ingresando por Lean & Agile Leaders podremos encontrar literatura sobre el rol. Alguna vez envíe un mensaje a las personas de Scaled Agile Inc. sugiriendo cambiar el nombre (algo como People Development Lead, People Lead o algo parecido), en verdad que se presta a mal interpretación y automáticamente puede calzar con roles existentes en una organización como Jefe de Desarrollo, Gerente de Operaciones o algo así. Independiente de esto, el Development Manager es un Agile Champion. Es una persona que conoce, vive y transpira los valores y principios del manifiesto ágil y del pensamiento Lean, pero con un enfoque muy fuerte hacia las personas, preocupado por su bienestar, porque tengan lo que requieren para realizar su trabajo, que el entorno sea favorable, que se sientan bien. Es quien se preocupa por el desarrollo personal, de carrera y profesional. Además, SAFe le da responsabilidad de velar por el desempeño de los equipos, manejar relaciones con personal externo involucrado en el proyecto, ayudar al RTE a eliminar impedimentos, eliminar distracciones y apoyar en el proceso de adopción ágil en la organización. El Business Owner, él o los responsables fiduciarios de los resultados de negocio (normalmente financieros) del valor entregado por el tren. Normalmente es un grupo formado por ejecutivos de áreas de negocio, marketing u otros. Son responsables del ROI de la operación y del aporte de valor al Value Stream y a la organización. Junto con el Product Manager establecen los objetivos del programa a cual se anclan las Features, para que posteriormente se descompongan objetivos de iteración para los equipos, a los cuales se anclarán las historias más adelante. Parte del RTM son también el System Architect, encargado(s) de proveer lineamiento sobre la visión técnica, tecnológica y arquitectónica de la solución, guiando a los equipos en el diseño e implementación del producto, ayudando a construir (o construyendo ellos mismos como un equipo ágil) la Pista arquitectónica o los “rieles” por donde circula el tren, etc.; UX Designers, que brindan guías y lineamientos para crear y mejorar la experiencia de los usuarios y del uso de buenas prácticas para el diseño de UI, dando feedback e investigando sobre el comportamiento de los usuarios; el System Team, el grupo que apoya a los equipos en tareas de operaciones, infraestructura, pruebas de sistema. El System Team tiene la responsabilidad de habilitar a los equipos que integren sus incrementos de producto, realizar pruebas de sistema end-to-end (Performance, Carga, Seguridad, Disponibilidad, etc.) y prepara el ambiente para la System Demo. Y otros miembros que cada tren decida integrar para ayudar a la ejecución y a la entrega de valor.

Este equipo es y debe comportarse como un equipo ágil. Vivir los principios de colaboración, transparencia y mejora continua. No necesariamente significa que debe contar con un tablero con sus actividades de cada iteración (aunque no es mala idea), deben contar con reuniones de coordinación frecuentes, monitorear constantemente el estado del release y del tren, ver si se está alineado con los objetivos de negocio y del Value Stream, comunicación cara a cara, sesiones de feedback, transparentar los problemas, analizarlos y atenderlos, alzar la mano cuando se identifican riesgos, coraje, respeto, colaboración.

La Tríada en el corazón de la colaboración ágil a nivel de programa

Al ser un equipo ágil, el RTM realmente no tiene la necesidad de contar con líderes o jefes; pero tiene el compromiso de trabajar colaborativa y proactivamente para lograr que unos de los valores de SAFe se cumpla: Ejecución del Programa; y mas allá, lograr una cultura de entrega de valor constante. De mi experiencia con SAFe a través de varios equipos y programas, he visto que -si bien es cierto la responsabilidad es de todo el tren y de la organización- existen tres roles a los que veo correr activamente, entendiendo los objetivos del negocio, priorizando el alcance, estableciendo las fechas de entregables en base al contrato, analizando los problemas, pegando el papelógrafo en la pared para la ejecución del Release Planning, agendando sesiones con los Stakeholders, pendiente de los equipos, etc. Los 3 amigos: Release Train Engineer, Product Manager y Development Manager. Tomen en cuenta que no necesariamente cada rol corresponde a una persona (pueden ser dos o más ejerciendo el mismo rol, en función del tamaño del ART) pero estos roles en mi punto de vista son vitales y complementarios entre sí.

Piensen un momento en que el propósito de SAFe es escalar los beneficios de Agile a través de principios, prácticas y roles. Si está escalando con sólo con Scrum, por ejemplo; con varios equipos y varios Product backlogs; podría contar con una configuración de Chief Product Owner como lo propone Roman Pichler. Podría contar también con un rol que está ayudando a escalar problemas hacia la organización y brindando guía sobre el proceso Scrum, un puente con el management y la organización; por ejemplo un Chief Scrum Master, quien asistiría y facilitaría la S2 (Scrum de Scrums) o incluso la S3 (Scrum of Scrums of Scrums). Y al tener muchos equipos trabajando juntos sobre la misma iniciativa, posiblemente requiera un rol que deba estar pendiente de proveerles lo que necesitan (organizacionalmente), de su moral para su día a día, de su expectivas, de su crecimiento personal y profesional. Independientemente de los nombres de los roles, yo identifico este patrón en SAFe. Básicamente, una configuración de escalamiento de las que ya hemos leído, y que podemos adaptar a cada contexto.

Pensamientos finales

Aunque SAFe proponer temas muy interesantes, en realidad es la recopilación de muchas de las estrategias, enfoques y prácticas exitosas para la aplicación de los principios del desarrollo ágil a escala organizacional. Nuevamente, SAFe es un framework (al igual de Scrum por ejemplo); lo que quiere decir que NO HAY RECETAS!; y que su aplicación será exitosa en función de su apropiada adaptación al contexto, al negocio y la organización, y sobretodo de los resultados de negocio que habilite; pero fundamentalmente, este o cualquier framework será exitoso en la medida en la que conserve, promulge y potencie los valores y principios del Agilismo.

Gracias por leer, abrazos ágiles!.

Johnny

 

Referencias

 

 

La Definición de “Ready” es tan importante como la Definición de “Done”

Ready

Usted no puede empujar a nadie a subir la escalera a menos que esté listo para subir por él mismo. – Andrew Carnegie

Uno de los conceptos más importantes y conocidos en el desarrollo de software ágil -utilizando varios sabores como Scrum y Kanban- es la Definición de “Hecho” (o Definition of Done, o DoD). La definición de Done es un acuerdo del equipo, y en muchas ocasiones de la organización. Mediante el criterio de Done se puede conocer cuando una Historia de Usuario se encuentra “Hecha” para ser presentada al Producto Owner o Stakeholders. Brinda una guía al equipo sobre las condiciones necesarias que debe cumplir una historia para ser decentemente terminada presentada durante o al final de la iteración. Es una herramienta que brinda transparencia y permite un entendimiento común de lo que significa “Hecho”.

Ya en la práctica, consiste en una especie de checklist que reúne los criterios acordados por el equipo al que se somete cada historia antes de ser colocada en la preciada columna de Done en el Taskboard. En muchos tableros he visto también la columna “Done Done!” o “Accepted” dando así dos niveles de aprobación de la historia de usuario, Done significa que cumple todos los criterios establecidos por el equipo que normalmente incluyen: el código en el repositorio, todas pruebas unitarias y de aceptación en verde, documentación si fuera necesario, integración en el ambiente de pruebas, revisión por el tester en el ambiente de pruebas, etc.; y “Done Done” o “Accepted” cuando ha sido revisada y “firmada” por el Product Owner.

Varios agilistas sugieren  lo mínimo que debe contener la definición de Done, y les dejo algunos artículos para su revisión un poco más abajo; sin embargo, quiero con este post hablar de otra definición quizás no tan conocida pero desde mi punto de vista bastante útil; la “Definición de Listo”.

La Definición de “Ready” o DoR

Análoga a la Definición de “Hecho”, la definición de “Listo” es un acuerdo entre del equipo, especialmente entre el Product Owner y el equipo de Desarrollo donde se colocan los criterios por las cuales una historia se encuentra lista para ser implementada dentro de un sprint. Básicamente, es un conjunto de condiciones -y un checklist también- a la cual se somete una historia para ser tomada en un Sprint Planning.

¿Por qué es importante?

Varias razones. Desde la práctica, una historia de usuario no está lista a la primera. El product Backlog es orgánico y necesita un tiempo de maduración. Significa que mientras el equipo de desarrollo está trabajando en las historias comprometidas en el Sprint Planning anterior,  el Product Owner está trabajando en refinar su backlog y poner a punto las historias para la siguiente y subsiguiente iteración (pienso que un buen PO prepara historias para un par de sprints adelante). Esto es, comprender el objetivo y el alcance funcional con los usuarios, expertos del dominio, UX designers, Product Managers; priorizar la historias usando técnicas apropiadas, descomponiendo historias en un tamaño apropiado para el equipo, estableciendo criterios de aceptación, identificando dependencias entre los items de su backlog y otros backlogs, colaborando con otros POs, entendiendo y revisando desafíos de arquitectura o técnicos con el arquitecto o Líder Técnico y trabajando junto con el equipo en el grooming del backlog, revisando y priorizando Bugs cuando aparecen. Así es, mucho trabajo para nuestro PO.

Bob Galen habla mucho del “Readiness Criteria” en varios artículos y en su libro Agile Reflections y sugiere una lista de Ready como la siguiente (a estos puntos les daré mi modificación desde mi criterio en paréntesis, pero la lista original la colocaré en las referencias):

  • Historias bien definidas y con al menos 5 criterios de aceptación (este valor es heurístico, igual se puede establecer un número máximo de criterios de aceptación);
  • Historias de un Tamaño apropiado, que entre dentro de un sprint (un tamaño adecuado con que el equipo se sienta cómodo y mejore su throughput, un buen tamaño que permita un mejor entendimiento, mejores criterios de aceptación, más fácil de probar, más fácil revisar, mejora la moral del equipo);
  • Que el equipo haya revisado las historias en una sesión de Grooming, donde se haya comprendido la naturaleza, el valor y desafíos técnicos;
  • De ser necesario, que la historia haya tenido un spike para explorar las implicaciones de diseño, arquitectónicas o tecnológicas (cuando el equipo no tiene mucha incertidumbre sobre lo que implica técnicamente la historia, es apropiado un spike; luego de eso la historia se puede revisar nuevamente, estimar y pasar a la columna de Ready);
  • Que la historia sea transversal, es decir que describa un comportamiento end-to-end (que sea “visible” para le negocio);
  • Que el equipo comprenda el enfoque para las pruebas tomando en cuenta aspectos funcionales y no funcionales;
  • Que se haya identificado dependencias con otras historias dentro del mismo backlog u otros backlogs a los que una historia pueda estar conectada;
  • Que la historia se alinee (y esté “enganchada”) a un objetivo u objetivos del sprint, que sean claramente visibles y demostrables.

Esta definición es bastante útil cuando tenemos a un PO que está desarrollando sus skills y su “olfato” para gestionar el trabajo para un equipo ágil. Ahora estoy trabajando con unos 29 equipos y un equipo de 14 POs; y acabamos de introducir esta práctica para lograr que las historias lleguen lo mejor trabajadas a los equipos; y estoy viendo varios beneficios de su aplicación (que espero que se sigan expandiendo):

  • Sprint plannings más rápidos;
  • Involucramiento y conocimiento temprano del equipo sobre los desafíos del siguiente sprint;
  • Gestión colaborativa del backlog;
  • Feedback temprano;
  • Levantamiento temprano de riesgos y necesidades (si se necesita del apoyo de un arquitecto, el SM ya lo puede buscar y planificar para el siguiente sprint);
  • Mayor conciencia del equipo sobre los objetivos de negocio y el alcance;
  • Ayuda al PO a comprender la visión sobre aspectos técnicos que le indica el equipo, y a sensar con qué tamaño de historias se sienten cómodos;
  • Historias mejor trabajadas en las cuales el equipo se siente parte y por ende mejora el compromiso.

Pensamientos finales

Pienso que el uso definiciones DoD y DoR claras y difundidas son herramientas muy útiles para la colaboración , claridad y “fluidez” de los equipos. Haga que el mismo equipo sea quienes revisen y definan estas definiciones, pero si están trabajando con varios equipos colaborando para construir juntos un “big working software” estas definiciones deben ser coherentes a través de todos lo grupos. Se puede crear comités y reuniones de trabajo para afinarlas. Igualmente, están sujetas a revisión y modificación tras cada iteración.

Coloque una columna “In Analysis” o “En Revisión” (o cualquier nombre, sea creativo) donde colocará aquellas historias sobre las que debe trabajar y refinar. Cuando estén listas y se cumpla con la DoR, agréguelas a la columna “Ready” o “Backlog” que son aquellas que se explicarán en el siguiente sprint planning.

Trabajar bajo estas definiciones brindará claridad y fluidez al trabajo de los equipos y aportarán a su crecimiento y madurez. Una vez lo que hagan, por favor compártanme sus experiencias.

Gracias, y que la agilidad esté con Ustedes.

Johnny

Referencias

http://guide.agilealliance.org/guide/definition-of-done.html

http://www.solutionsiq.com/what-is-the-definition-of-done-dod-in-agile/

https://www.scrum.org/Resources/Scrum-Glossary/Definition-of-Done

https://www.scrumalliance.org/community/articles/2008/september/definition-of-done-a-reference

http://www.allaboutagile.com/definition-of-done-10-point-checklist/

https://agilefaq.wordpress.com/2012/12/02/what-is-definition-of-ready/

http://www.batimes.com/robert-galen/user-stories-ready-set-go.html

James Cameron sabe de Agile

IMG_5590

Son las 9:15 am y siento el batuquear del avión que me lleva a Medellín para asistir a una nueva edición del evento más grande de Agilismo en Latinoamérica, Ágiles 2014. Mientras el avión se estabiliza, normalmente comienzo a ojear las revistas de las aerolíneas hasta que pueda sacar mi libro o la laptop (me mareo con facilidad). Con un bostezo, comienzo a revisar las páginas de publicidad que no se terminaban, hasta que llegué a la sección de lecturas interesantes; entre aquellas, un titular que me llamó la atención: “James Cameron: Visionario en Ciencia y Entretenimiento”.

Siento un gran apego por James Cameron, no sólo porque me gustan sus películas, pienso que es un gran Director (sentí que le robaron el Oscar hace un par de años), también porque considero que ha aportado a la industria cinematográfica con su trabajo y además porque uso el ejemplo de la película Titanic en mis presentaciones para ilustrar la diferencia entre el éxito de un producto frente al éxito de un proyecto (comparándolo con el Maglev Chino, un fantástico ejemplo que me enseñó mi amigo Heitor Roriz); siempre es útil.

Comencé a leer sobre la entrevista que le hicieron a James acerca del nuevo documental que está dirigiendo y produciendo: James Cameron’s DeepSea Challenge 3D; sobre los desafíos de construir una máquina que pueda sumergirse más, de la tecnología y de su equipo; y de a poco me fui topando con frases que enseguida despertaron mi “sentido ágil” (algo así como el “sentido arácnido”); la primera:

“La única manera de construir este vehículo, dentro de un tiempo y presupuesto razonable, era hacerlo con un equipo pequeño de personas dedicadas y multifuncionales.”

Dije entre mí: “Suena como un equipo Scrum. Chévere!”. Continuaba la lectura y apareció una joya que enseguida me dibujó una sonrisa:

“El método que utilicé se llamó: Total Transparencia Radical. Todos los que estaban trabajando en el vehículo tenían que sentarse alrededor de una mesa, cada mañana a las 8h15 –no 8h14 ni 8h16– y ahí aireábamos nuestros problemas. Las conversaciones sobre lo que iba mal en el proyecto debían ser públicas. Tú llevabas tus problemas al grupo y nosotros, como grupo, los resolvíamos.

IMG_5597

Pensé: “Hey!, estos son valores y prácticas de agilismo.”. Y no podía parar de leer:

“La gente pensaba que estaba loco, pero después de unas dos semanas, empezamos a trabajar realmente como equipo. Ellos empezaron a entender que uno no oculta sus problemas, uno los comparte con el grupo.”

“Dos semanas…un Sprint!?; mucha coincidencia!”. Luego el periodista pregunta:

“¿Qué nueva tecnología estás utilizando en las tres secuelas que estás haciendo de Avatar las cuales se presentarán a partir del 2016?”

Y James responde:

“Unos dos meses después de haber terminado Avatar, volvimos a reunirnos para hacer un gran análisis postpartido. Le pedí a cada departamento que elaborara un libro sobre lo que hicimos bien, lo que hicimos mal y lo que podríamos hacer mejor la próxima vez. Y de ahí surgieron las directrices para el desarrollo de un nuevo software y las mejoras del sistema.”

“Una retrospectiva post-mórtem!.”  dije.

 

Agile no es “sólo” desarrollo de Software

Okay, analicemos esto. Tenemos valores, principios y prácticas aquí:

  • Disciplina
  • Transparencia Radical
  • Reuniones Diarias
  • Equipos pequeños multidisciplinarios
  • Retrospectivas
  • Visión
  • Liderazgo

Son elementos esenciales para realizar cualquier trabajo de forma colaborativa. Una de las percepciones más comunes que se dan cuando se habla o se lee sobre Agile es pensar que es exclusivamente para el desarrollo de software. Nunca me cansaré de decir o escribir esto: comprendamos qué es Agile y qué significa:

Agile es un mindset basado en valores, guidado por principios y expresado en prácticas.

En mi experiencia, he visto e incorporado principios y prácticas de agilismo más allá del software: Marketing, Ventas, Tesis de Maestrías, en la casa. Agile es algo que trasciende; son simplemente elementos necesarios para realizar un trabajo de forma colaborativa y bien hecha.

Sin duda, la fuerza Agile es fuerte en James; podría sin duda ser un gran Agile Coach; y esto hace que tenga ganas de ver el documental.

IMG_5594

Reportando desde el aeropuerto El Dorado de Bogotá, haciendo escala hasta Medellín.

Un abrazo!