Sí, soy feminista

IMG_3738

La noche de ayer tuve nuevamente el privilegio de participar de una reunión más de Mujeres en TI, en la que de además de escuchar a mujeres brillantes y entusiastas, pude también colaborar facilitando un par de actividades lo que para mi fue fantástico.

Me nominaron el “miembro más activo del grupo” lo que me hizo sentir supremamente orgulloso. Es que sí, soy feminista a mucha honra.

Pero ser feminista es mucho más que participar en eventos y decirlo a los cuatro vientos porque al parecer está de moda.

El feminismo no es lo opuesto al machismo; eso sería el “Hembrismo”. Feminismo es igualdad; es luchar por lograr igual oportunidades y condiciones, tanto a mujeres como hombres, de elegir y decir lo que desean por encima de las trabas sociales y culturales; porque es su elección auténtica, simplemente porque somos seres humanos con capacidades, talentos, intereses y pasiones.  Se trata de justicia, de humanidad.

IMG_3756

Durante siglos la mujer ha sido tratada como ciudadana de segunda clase; excluida a propósito de las artes y de las ciencias. Incluso en la modernidad y hablando un poco sobre tecnología, varias mujeres que hicieron grandes aportes con sus inventos y descubrimientos, fueron privadas de publicar sus trabajos porque era algo reservado a los hombres.

Ecuador es un país machista. Todavía se sigue pensando que el papel de la mujer debe limitarse a tareas del hogar, no por elección, sino por imposición cultural. Todavía se dice que una mujer no puede conducir y recuerdo cuando un profesor decía a varias de mis compañeras en la universidad, que a lo que iban era a buscar marido. Mi mamá quería ser doctora de joven, estudió para eso durante varios años pero cuando se casó, tuvo que dejar la carrera porque no era bien visto que el marido permita que su esposa trabaje,  se temía que la gente creyera que mi papá no era capaz de mantener a su familia, que necesitaba ayuda. Sin embargo, mi madre siguió y obtuvo la licenciatura y posterior a eso siguió otra carrera. Soy feminista gracias a mi mamá; porque a diferencia de muchos de nuestros amigos a quienes les decían que el hombre lleva los pantalones, nos enseñó a mis hermanos y a mí que la diferencia entre faldas y pantalones es una tontería, que no existe cosa que una mujer no pueda lograr, que las tareas de la casa son de todos, que no está mal que un hombre cocine; que todos somos seres humanos con iguales condiciones y capacidades; que sí hay algo por valorar y querer es al ser humano en cada uno de nosotros.

Soy feminista porque deseo y busco igualdad y respeto para todos. Me encanta Mujeres en Tecnología porque además de las maravillosas personas con las que puedo compartir, he visto como la carrera de TI ha sido concebida como algo exclusivo de hombres y en realidad eso no es así; el algo que debemos cambiar.

Gracias mamá y gracias Mujeres en Tecnología 🙂